Por Edward Gonzalez

Baní, Peravia.-
Los residentes en esta provincia del Sur del país cuentan desde ayer con los servicios del Sistema de Atención a Emergencias y Seguridad 9-1-1, puesto en funcionamiento por el presidente Danilo Medina, durante un acto celebrado en la Gobernación Provincial.
En lo adelante las comunidades de Baní, donde fue celebrado el acto, Nizao y Matanzas, estarán más protegidos por un equipo de profesionales formados para acudir en auxilio de quienes así lo requieran. Se estima que el 9-1-1 brindará asistencia a 193,869 habitantes de las distintas comunidades que integran esta provincia y las personas que transitan por esta provincia para dirigirse a otras comunidades del Sur, incluyendo a los turistas.

En Peravia los casos serán atendidos por un total de 172 personas distribuidas en 16 médicos, 78 enfermeras y otras 78 personas entre paramédicos y constructores.

Las palabras centrales del acto estuvieron a cargo del ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo, quien explicó el alcance del sistema 9-1-1 y lo que significa para la provincia.
Asimismo, anunció que para completar la atención de emergencias de salud, tanto en Peravia como en todas las provincias donde se expandirá el servicio, se está ejecutando un plan de mejora de las salas de emergencia en los hospitales de la zona, tanto de la infraestructura como del equipamiento, con la coordinación del Servicio Nacional de Salud (SNS).

Montalvo explicó que en la distribución por comunidades el servicio contará con 148 servidores integrado por 16 médicos, 16 licenciados en enfermería y 50 con grado técnico y 66 técnicos en transporte.

“Solo en Nizao y en Matanzas funcionarán seis enfermeras con nivel técnico y seis técnicos de transporte en cada comunidad”.

En cuanto a la movilidad de las unidades, el ministro Montalvo dijo que se destinarán a la provincia nueve ambulancias básicas, cuatro avanzadas y 13 moto-ambulancias.

En cuanto a la seguridad, informó que en esta provincia estarán en servicio 270 nuevos agentes, 20 camionetas y 25 motores. Mientras que el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) dará apoyo con cuatro camionetas, 16 personas y dos vehículos.

En material vial, la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre contará con cinco camionetas, cinco motores y 50 agentes.

“Hoy damos el primer paso de una expansión del 9-1-1 que sumará 1,043,014 dominicanos a los más de cinco millones que tienen a quien acudir, cuando se ven en situaciones difíciles”, dijo Montalvo.

Reiteró que el 9-1-1 representa una gran contribución en la lucha contra el delito, ya que por un lado contribuye a evitarlos y, por el otro, es de gran ayuda en la investigación para capturar a quienes lo cometan.

En el acto habló, además, el senador Wilton Guerrero, quien valoró el impacto que tendrá la entrada del 9-1-1 para toda la provincia.
La actividad
En el acto habló el director del Sistema 9-1-1, Dalvert Polanco, quien ofreció los detalles sobre el uso adecuado del servicio y las consecuencias del uso inapropiado, en especial en cuanto a las llamadas molestosas. El alcalde de Baní, Nelson Camilo Landestoy, agradeció al mandatario en nombre de la comunidad.
Acompañaron al Presidente los ministros Administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta; de Defensa, Rubén Darío Paulino Sem y de Interior y Policía, José Ramón Fadul; el procurador general, Jean Alain Rodríguez; la gobernadora, Nelly Melo; el consultor jurídico del Poder Ejecutivo, Flavio Darío Espinal; el director de la Policía, Ney Aldrin Bautista.