El presidente Danilo Medina ofreció apoyo ayer a los productores de cacao, plátano y ñame del distrito municipal Vicentillo, provincia de El Seibo y zonas aledañas, donde realizó la visita sorpresa 209 de su gestión de Gobierno. En esta ocasión el mandatario se reunió con los integrantes de la Asociación Agropecuaria Vicentillo-Palmaconga, a quienes garantizó la reactivación del Asentamiento AC-574 Vicentillo, que beneficia a 194 parceleros.
Reiteró que para él lo más importante es producir, por lo que externó su deseo de que todos los parceleros puedan trabajar en el referido proyecto. Explicó que desea ampliar el proyecto a 12 mil tareas con vocación agrícola, ya que en la actualidad se utilizan solo unas 3 mil.
Dijo estar consciente de que la gente quiere vivir con las comodidades que se dan en las sociedades modernas “y quieren tener todas esas cosas que ven en la televisión y que tiene todo el mundo”.
Medina prometió asistencia para que puedan procesar el cacao y otros proyectos diversos que deben ser presentados a la comisión que regresa el miércoles. Reiteró a los parceleros su parecer de que de nada sirve vivir en “una jaula de oro con el estómago vacío”.
De igual forma, el presidente Medina garantizó a los productores que el miércoles la comisión reestructurará el proyecto para que en vez de tres mil tareas, sea de 12 mil. El gobernante instruyó al Banco Agrícola, el Instituto Agrario Dominicano a trabajar en ofrecer un financiamiento cómodo a la asociación.
Recibirán las plantas como donación y el Ministerio de Agricultura construirá un centro de acopio y secadero. Medina ordenó, además, que el IAD entregue a la mayor brevedad un camión que necesitan los productores para transportar los productos.
Además se procura incorporar nuevas áreas a la producción de rubros agrícolas, para mejorar las condiciones de vida de los beneficiarios y los habitantes de las zonas referidas. Se espera que haya un volumen de producción de 4,455 quintales de cacao, 13,860 quintales de ñame y 1,980 millares de plátanos.