Nueva York. – El presidente Luis Abinader dirigió desde Nueva York una reunión sin precedentes de ministros y directores generales, enfocada en la implementación de servicios del Gobierno en esta ciudad, para beneficio de la comunidad dominicana.

Mediante vídeo-conferencia, el mandatario conversó con los funcionarios reunidos en el Palacio Nacional, encabezados por la vicepresidenta Raquel Peña.

Entre los servicios en favor de la diáspora dominicana, Abinader citó el Seguro Nacional de Salud (SENASA) y el programa de viviendas Familia Feliz, junto a iniciativas de Aduanas y del Instituto Nacional de Formación Técnico Profesional (INFOTEP), así como una oficina del Banco del Reservas.

Anunció que iniciaron los trámites de comprar un edificio para el Consulado Dominicano en Nueva York y para instalar otras oficinas de instituciones dominicanas. Igualmente, comunicó que trabajan para conseguir la instalación de una extensión de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

El presidente Abinader insistió en el interés de su Gobierno de ofrecer un buen servicio a los dominicanos que viven en el exterior y de que se sientan parte integral en todas las acciones.

Tras la reunión, el gobernante contestó preguntas de los periodistas tanto en Nueva York como en Santo Domingo.

Acompañaron al presidente Abinader, de manera presencial, el ministro administrativo de la Presidencia, José Ignacio Paliza; el canciller Roberto Álvarez; la embajadora dominicana en Washington, Sonia Guzmán; el cónsul en Nueva York, Eligio Jáquez, y el director de Prensa del Presidente, Daniel García Archibald.