Una fuerte operatividad fue lanzada ayer viernes por parte de la Policía Nacional, atacando puntos de ventas de drogas y requisando personas, vehículos y motocicletas en lugares puntuales del territorio nacional.Las intervenciones antidrogas fueron encabezadas por la Dirección Central de Antinarcóticos (DICAN) P.N., reforzada por miembros de las Direcciones Centrales de Prevención y de Investigaciones Criminales (DICRIM); las que tuvieron inicio a tempranas horas del viernes y concluyeron próximo a media noche en pleno toque de queda.Durante las intervenciones se arrestó a un alto número de personas y se produjeron incautaciónes de marihuana, cocaína, crack, armas de fuego, celulares, balanzas, radios de comunicación, así como, la retención de vehículos, motocicletas, dinero en efectivo entre otros.Los lugares de mayor operatividad lo fueron el Distrito Nacional, las provincias Santo Domingo, Hermanas Mirabal, María Trinidad Sánchez, Santiago, La Vega, La Romana, La Altagracia, Peravia, San Cristóbal y San Juan de La Maguana; lugares en donde se incautaron cientos de porciones de marihuana, cocaína crack y pastillas de éxtasis.Específicamente en el sector San José de Villa en Nagua, fueron intervenidos varios puntos de venta de drogas, se desmanteló un laboratorio clandestino para cocinar crack y se ocupó varias armas de fuego. Lo mismo ocurrió en San Cristóbal, en donde se ocuparon tres (3) kilogramos de cocaína.La fuerte operatividad conllevó la intervención de (106) puntos de venta de drogas, en (84) de los cuales se encontró drogas y en (22) de los que no se halló nada comprometedor, en tanto que, resultaron detenidas (82) personas, (2,375) porciones de drogas, (4) kilos y (905.20) gramos de cocaína, (6) libras y (9) gramos de marihuana, (28.30) gramos de crack; (9) balanzas, (7) radios de comunicación,una pistola, un revolver, (6) motocicletas,(24) celulares y (RD$83,861.00) pesos en efectivo.La Dirección Central Antinarcóticos prepara expedientes junto al Ministerio Público correspondiente, a los fines de poner a la disposición de la justicia a los responsables de las acciones antes señaladas.