El ministro de Obras Públicas, Deligne Ascención, acompañado por tres viceministros, se trasladó este lunes a las provincias del Sur del país para verificar personalmente los daños provocados por la tormenta Laura en esa demarcación, con la finalidad de iniciar su pronta solución.El ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones, MOPC, informó que en este descenso del ministro se iniciará la realización de un levantamiento en cada provincia para la magnitud en que fueron afectadas las infraestructuras viales en Peravia, Ocoa, Azua, Barahona, pedernales y otras provincias.Además de los viceministros, ingenieros Nelson Colon, Luis Bastardo, Mélito Santana, acompañan al ministro del MOPC técnicos de las Ayudantías de la zonaEl paso de la tormenta tropical Laura provocó destrucción de puentes, derrumbes de cañadas, hundimientos de tramos carreteros, entre otros daños cuantiosos.Además, grandes inundaciones que provocaron daños incalculables, tanto a las infraestructuras como a plantaciones agrícolas, viviendas, caminos vecinales, dejando pérdidas millonariasDeligne Ascención dijo que recibió instrucciones del Presidente Luis Abinader para ir en auxilio de los residentes de las regiones que fueron afectados por el paso de la tormenta, sobre todo de los productores agropecuarios que perdieron sus cosechas.Ascención Burgos se hace acompañar de los viceministros: Nelson Colón Arache de Infraestructura Vial Regional, Mélito Santana Rincón, de Mantenimiento Vial, Luis Germán Bastardo Báez, de Coordinación Regional, así como de otros técnicos de la institución.El ministro y su equipo trabajan con la colaboración de los gobernadores, Alcaldes y Legisladores de esas regiones.Una vez que los técnicos preparen el informe detallado de lo ocurrido en cada zona, se procederá a activar un plan de soluciones.Al menos así lo ha dispuesto el presidente de la República Luis Abinader, quien está muy interesado en solucionar esos problemas a la mayor brevedad.