Con caracoles, cedro, cuerno de res y otras materias hace bellezas y obras de arte que vende a turistas en el Puerto de La Romana.
Allí sus ventas han ido viento en popa, al punto que puso su taller para producir más aún.
#RDLoMáMejor