Más de 1,400 niños, niñas y adolescentes disfrutarán de tres semanas de diversión y aprendizaje de manera gratuita, en la sexta versión del Campamento de Verano de la Fundación Mauricio Báez, que para este año lleva como tema “Conectando los tiempos”.

Así lo informó ayer en una nota, Leo Corporán, presidente de la entidad, que dijo que la actividad busca dotar a los participantes de herramientas para disfrutar sus vacaciones, desarrollando sus habilidades creativas en un ambiente de valores morales.

Indicó que los asistentes estarán distribuidos entre las instalaciones de la Fundación Mauricio Báez, que alojará 862 y el Oratorio Sagrado Corazón de Jesús, donde estarán 550.
“Estos dos grupos estarán divididos por rangos y edades y a la vez subdivididos en mesas de trabajo de no más de 10 participantes”, dijo.

Señaló que los grupos estarán a cargo de un personal integrado por 500 voluntarios, talleristas y personas centradas en sacar lo mejor de cada participante, apoyados por un cuerpo de médicos y personal de seguridad, prestos a intervenir en las circunstancias que lo ameriten.

Agregó que como cada año el campamento incluye actividades lúdicas, recreativas, deportivas, artísticas, culturales, ecológicas, formativas y de capacitación como son los talleres de danza, pintura, barro, flauta, teatro, cine, canto, origami, fotografía y audiovisual, impartidos en los grupos de edades que corresponda.

Corporán manifestó que como parte de la formación de los participantes incluirán charlas sobre uso responsable de redes sociales, seguridad y educación vial, solución de conflictos y protección del medio ambiente, entre otras actividades.