Entre la serie de medidas anunciadas por el Gobierno para evitar que se propague el corovirus en el territorio nacional, se dispuso que permanezcan en sus hogares los empleados de la administración pública mayores de 60 años y que tengan alguna condición especial de salud.

Entre esas enfermedades están la diabetes, hipertensión, enfermedades cardiovasculares o respiratorias, indicó el presidente Danilo Medina durante la alocución que dirigió a la nación la noche de este martes para anunciar el plan gubernamental para combatir el contagio del COVID-19.

Señaló que el resto de servidores públicos será alternado al 50% cada semana. De esta medida quedan exceptuados los titulares de entidades y los empleados indispensables, “salvo que se detecte a alguien con síntomas del coronavirus”.

Empleados privados

Medina pidió a los empleadores privados, en los casos que les sea posible, que implementen el trabajo a distancia “al menos por 15 días”.

El presidente dijo que está consciente de que las medidas son duras, pero necesarias.

“Como dije anteriormente, en este contexto es crucial contar con el apoyo de toda la sociedad, actuando con responsabilidad y solidaridad, para minimizar los riesgos de contagio”, significó.