Deslumbrantes son sus playas y así su carnaval. Para la ocasión, Samaná se viste de mar en trajes turquesa, sus seres transformados en corales, peces y ballenas.

En tela satinada y lamé confeccionan sus trajes; un enterizo con capa, revestido de azul, verde, naranja y morado. Adornado de espejos, cascabeles y lentejuelas. Azotan con una vejiga de caucho forrado.

Las máscaras de sus Diablos Marinos incorporan peces, ballenas, pulpos, estrellas de mar y corales.
#SomosCarnaval