El jefe de campaña de la Fuerza del Pueblo en Santo Domingo Este llamó a los munícipes a votar masivamente el domingo por la boleta de esa organización a la alcaldía de esa demarcación.

Luis Hernández dijo que las candidaturas de Joaquín Hilario, a la alcaldía, y de Cesarina Mejía, a la vicealcaldia, representan los genuinos intereses de los habitantes de Santo Domingo Este.

Hernández dijo que el binomio Hilario-Mejía se ha convertido en una verdadera carta de triunfo de la Fuerza del Pueblo, y aliados de la oposición, para bienestar de los munícipes y del desarrollo de ese municipio de la provincia Santo Domingo.

Instó a los munícipes acudir a votar temprano y de manera organizada, a llenar las urnas de boletas a favor de Fuerza del Pueblo y aliados, para sellar la victoria de Hilario y Mejía, así como de los aspirantes a regidores y suplentes.

Indicó que la fórmula Hilario-Mejia constituye el punto de arranque del rescate, y del desarrollo que tanto necesitan los distintos sectores del municipio Santo Domingo Este.

Tras señalar que el pueblo es sabio e inteligente, asegura que en el certamen de este domingo 15 de marzo habrá un voto castigo para los que quieren imponerse por encima del interés de la población no solo en Santo Domingo Este, sino en todo el país.

Aprecia que cada día es mayor el respaldo que concita en los munícipes la boleta de Fuerza del Pueblo, sentimiento que se ha acentuado después de las maniobras fraudulentas de la cúpula del partido oficialista que gobierna el país, en su vano intento por mantener el control de todas las estructuras nacionales.

Observa además que los munícipes reconocen que las candidaturas de Hilario y Mejía, a la alcaldía y vice-alcaldía, están cargadas de propuestas identificadas con las justas aspiraciones de los munícipes de Santo Domingo Este.

Hernández espera que los munícipes de Santo Domingo Este acudan masivamente, en orden, bien tempranito, a respaldar la boleta Hilario-Mejía, y de otros candidatos de Fuerza del Pueblo y aliados, y a los miembros de esas organizaciones estar alertas para defender el voto, y no dar brechas para los que solo confían en las malas artes.