Stephanie, su esposo e hijo de 4 años, nos visitan por segundo año consecutivo desde New York porque #RDLoMáMejor