Los granjeros de peces de la Presa de Hatillo en Cotuí lo saben requetebién: a más turistas que vengan a República Dominicana más peces pueden vender, pero también que el préstamo que consiguieron con la #VisitasSorpresa hay que pagarlo.‬